viernes, 8 de junio de 2018

Purgar frenos Magura MT sin desmontar pastillas

   Sin saber realmente el porqué, después de cambiar las pastillas de freno, la maneta de freno se me quedó con aire, y no actuaba nada sobre el freno. La palanca se iba al fondo y no llegaba a actuar el freno. Era el momento de realizar un purgado. Como era la primera vez que lo hacía en este modelo de frenos, estuve buscando en Internet y encontré un vídeo curioso que os dejo al final, que explicaba cómo realizar un purgado de una manera muy sencilla, con solo una jeringa y sin tener que desmontar las pastillas de freno.

   El caso es que me puse a realizarlo, y funcionó perfectamente, así que aparte del vídeo (que está en italiano) os dejo unas pequeñas instrucciones.

1 - Material necesario.
  • Un bote Líquido de frenos mineral original de Magura Royal Blood   (5 euros)
  • Una llave Torx para aflojar los frenos y el tornillo del depósito de aceite (en este caso es la misma llave)
  • Una jeringuilla (El agujero del depósito es cónico, así que hay muchas jeringuillas que sirven)
  • Papel para limpiar los restos de aceite.

2 - Colocar la maneta de freno en posición horizontal para que la entrada al circuito esté en la posición más alta. Para ello aflojamos los tornillos que sujetan la maneta, la giramos hasta que esté completamente horizontal y apretamos.


3 - Retiramos con cuidado el tornillo del depósito. Este tornillo va poco apretado, no pasarse en el apriete cuando lo volváis a colocar.


4 - Llenamos la jeringa un poco menos de la mitad, y tiramos hacia arriba del embolo de la jeringa para impedir que el líquido salga al ponerla boca abajo e introducirla en el depósito.

5 - Una vez colocada tiramos del embolo de la jeringa para que todo el aire suba a la cámara de la jeringa, y después realizamos varias veces el proceso de impulsar y extraer el embolo de la jeringa. También pulsamos repetidamente la maneta de freno, y le damos unos golpecillos a todo el latiguillo de freno para que expulse las burbujas de aire.


6 - Una vez que la maneta tenga tacto y ya no se vaya al fondo, procedemos a retirar la jeringa con cuidado, tapar el deposito con el tornillo y limpiar bien si algún resto de líquido ha caído sobre la maneta. Colocamos la maneta en la posición original y listo.






No hay comentarios: